Desinformación por sistema: la potasa de las Altas Cinco Villas y la Navarra media

Las promesas de puestos de trabajo no son nada más que el narcótico perfecto para acallar la oposición a la mina y que cualquier duda sobre el proyecto sea rápidamente tildada de antiprogreso o antisocial.

Fuente: Revista “Rojo y Negro”, Nº 304 (Septiembre 2016). Pag. 16-17
Autores: Óscar Pueyo, Diego Ruiz y Antonio Casas.

Varios miembros de la Plataforma Unitaria en Contra de las Minas de Potasa han publicado este mes de septiembre un artículo en el Nº304 de la Revista “Rojo y Negro”, que salía a la luz hace unos días.

Dicho artículo hace referencia a la falta de información, en la sociedad en general, en relación a las Minas de Potasa de la Bal d´Onsella y la Sierra del Perdón, a la estrategia que pretende seguir la empresa Geolcali S.L para abrir las minas, y a los peligros y debilidades que conlleva la construcción de este macro-proyecto. A su vez, no hay que olvidar tampoco otros problemas geográficos, sociales y medioambientales que puede acarrear, tales como la salinización de las aguas del valle del Aragón y del Ebro, las afecciones agrícolas de las Cinco Villas, o al canal de Bardenas, y que con ello representará sin duda el peor activo para el desarrollo sostenible de la zona.

Para leer el artículo íntegro, acceder directamente a las páginas 16 y 17 del Nº304 de “Rojo y Negro” pinchando aquí

Y también puedes visitar la publicación completa del Nº304 de “Rojo y Negro” pinchando aquí

IMG-20160527-WA0001

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿Qué es ese revuelo de tramitaciones paralelas de partes sustantivas de Mina Muga en los boletines de Navarra, Aragón y del Estado de los últimos meses?

Fuente: Plataforma unitaria en contra de las Minas de Potasa

Hace unas semanas, Juan del Barrio, miembro del Consejo Navarro de Medio Ambiente, publicaba un artículo en el que describía como se había hurtado a la ciudadanía navarra la participación efectiva en la tramitación de Mina Muga. Como Juan del Barrio indicaba, si la tramitación se hubiera realizado únicamente en Navarra el órgano consultivo hubiera organizado charlas, debates y una evaluación pública del proyecto, algo similar podría haber ocurrido en su organismo homólogo en Aragón, el Consejo de Protección de la Naturaleza. Sin embargo, ambos órganos garantes de la participación, no pudieron dar su opinión, valoración, evaluación o recomendaciones…

El informe pagado por la empresa y realizado por Dédalo Projects, no quiso entrar en evaluar qué grado de conocimiento se tenía sobre el proyecto antes de preguntar qué opinión tenían del mismo, al menos así reza su documento público y así se nos hizo saber a los asistentes en las reuniones de publicidad realizadas por dicha empresa en Sos o Sangüesa. Sin embargo, tras haber conversado con algunos de los entrevistados a pie de calle, resulta que la primera pregunta tenía que ver con esto, qué conocimiento se tiene de la mina y cómo se habían enterado de dicha información (ninguna de estas preguntas aparece en la memoria final de Dédalos). Con independencia de estos problemas menores que son obvios para cualquiera que quiera conocer un poco lo que es la participación pública y la democracia informada, dicho informe no hace sino confirmar lo evidente y obvio para cualquiera, que la tramitación se está realizando a puerta cerrada, sin información ni participación y con tretas y argucias, que algunos de nosotros, ya hemos denunciado como planes fantasma que nada tienen que ver con el expediente administrativo (confirmado recientemente por el propio Gobierno de Navarra). Sin embargo, estamos asistiendo a la vulneración sistemática de la participación pública ciudadana en las tramitaciones realizadas desde diciembre pasado, primero de una galería de investigación, entonces interpretada por muchos como el intento de la apertura encubierta de la mina sin los permisos preceptivos de los organismos ambiental y de minas, o la tramitación sistemática de partes consustanciales del proyecto sin la preceptiva información ambiental de las mismas.

Aunque algunos quieren ver en la evaluación ambiental, lo…. “verde” como Santos Cerdán definía la evaluación ambiental en la comparecencia de la Plataforma en el Parlamento de Navarra, nuestro ordenamiento va más allá. Entiende la coexistencia con nuestro entorno y la defensa de nosotros mismos, defendiendo el medio – ambiente- en el que vivimos. En esta evaluación ambiental, que aunque aún más cercenada desde la modificación de nuestro ordenamiento en 2013, se definen los aspectos favorables y los impactos para que, ante cualquier tipo de actividad, se genere aquella alternativa más sustentable (incluyendo explícitamente la alternativa 0). Usamos el término sustentable, por su incoherencia en la traducción al castellano como sostenible, como también Jordi Badía o Olivia Krueger calificaban “Minería sostenible como una expresión de intrínseca falsedad” o como “oxímoron retórico”.

La documentación sometida a información pública durante el verano de 2015, ha sido y es, la única información ambiental pública y accesible para la ciudadanía y donde los afectados e interesados han podido mostrar su opinión o denunciar impactos o errores en la evaluación del proyecto planteado por Geoalcali. Desde entonces, aunque nos vayamos enterando de rebote, hemos visto como la nueva bocamina se vestía de galería de investigación en un intento de sustraer a la ciudadanía el conocimiento del proyecto y los impactos asociados (Geoalcali ya no oculta que su galería de investigación es la nueva bocamina). En aquel momento, una construcción que implicaba la generación de una galería de más de 70.000 m3 de excavación, era tramitada como mera tarea de investigación como lo es una cata o una toma de muestras superficial. Esta historia no está resuelta todavía, ni de forma favorable ni desfavorable, duerme el sueño de los justos en algún cajón olvidado en la administración en Aragón, pero es evidente que de realizarse debería seguir los propios cauces de una actividad minera como es, y por tanto estar sometida a evaluación ambiental ordinaria; o en su caso, así esperado, que se realizara su evaluación dentro del proyecto Mina Muga, se incorpore dicha nueva bocamina y se realice la correspondiente información pública de todo el proyecto con las interacciones que tiene con el resto de los impactos asociados a la propia mina. Porque, si nos hemos de preguntar, ¿no es consustancial a una mina la entrada a la misma?

Otro caso, como el anterior, se está urdiendo con la tramitación de las líneas eléctricas y otro tipo de actuaciones que tienen que ver con la tramitación energética de la zona. En el proyecto original, existían líneas eléctricas y también alternativas para ser evaluadas. Sin resolución sobre las mismas, Geoalcali se ha permitido elegir entre sus alternativas y modificarlas según intereses particulares. El problema fundamental no es éste, lo llamativo es realizar una tramitación paralela en otra administración indicando que la exposición pública en materia ambiental ya se realizó el pasado año durante la exposición general del proyecto.

La empresa podrá decir que sus líneas estaban en el proyecto, y de por si se llamaban igual, pero primero une puntos desconocidos mientras no exista permiso de cómo terminará siendo la mina, las instalaciones industriales o si realmente habrá mina (¿qué sentido tiene tramitar algo de origen, destino y desarrollo desconocido?) y segundo, hurta a la ciudadanía la posibilidad de informarse cuando llamándose igual se tramita de forma diferente en origen, destino, recorrido y características de lo informado previamente. El ejemplo más claro son las tramitaciones de la nueva boca mina, previamente galería de investigación y ausente en el expediente informado ambientalmente el pasado año, en el que no sólo ha cambiado la bocamina, sino que también han cambiado, obviamente, las líneas eléctricas que la dotan de energía. La subestación eléctrica podrá seguir llamándose Santa Eufemia, como lo hacía en el proyecto original, pero se encuentra ahora en un lugar diferente que incluso deja sin sentido su propio nombre, antes estaba en Santa Eufemia, ahora está en otro lugar que nadie llamaría así.

Para muestra, como suelen decir, un botón, incluimos un gráfico con la localización de la bocamina en el proyecto original, y la posición actual, y por tanto el cambio asociado de las líneas eléctricas. Hace unas semanas, en este mismo blog, indicábamos en una entrada que evaluaran ustedes las más de 70 diferencias entre el proyecto original informado públicamente y el que ahora conocemos por trámites diferentes a la exposición pública ambiental, pero si querían más pistas, en el siguiente gráfico están los cambios principales de la tramitación realizada estos últimos días, y que recordando las sospechas de Eduardo Santos de hace unas semanas, se ha realizado con agosticidad y alevosía.

Volviendo al título de esta entrada, sobre a qué se debe el revuelo de las tramitaciones paralelas en administraciones distintas de proyectos diferentes y sin haberse informado públicamente, la contestación es una incógnita, pero lo que está claro es que es una treta bien definida para seguir hurtando a la ciudadanía de Navarra y Aragón la posibilidad de participar activamente en el devenir del futuro de sus territorios. Recordando las palabras del vicepresidente Ayerdi que exigía a Geoalcali realizar una tramitación impecable, con pulcritud y desde una perspectiva ambiental y social, parece que en este tema no se están cumpliendo las mínimas exigencias de intentar hacer las cosas bien, o que al menos, lo parezcan.

diferencias_proyecto

Comparativa entre la localización de la bocamina y subestación eléctrica de Santa Eufemia en Santa Eufemia, y nueva localización con el mismo nombre de la nueva bocamina (galería de investigación) y subestación eléctrica asociada. Gráficos obtenidos de la documentación sometida a exposición pública del Proyecto Mina Muga y de la tramitación de la subestación eléctrica de Agosto de 2016 (Expediente A.T. 047/2016).

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“Mina Muga sólo avanzará si se comienzan a hacer bien las cosas”

Fuente: Plataforma unitaria en contra de las Minas de Potasa

El pasado día 7 de agosto, Noticias de Navarra publicaba una entrevista al Vicepresidente del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi. Dicho artículo trataba sobre la situación económica de Navarra, “La actividad económica funciona, Navarra sigue existiendo y el fin del mundo no ha llegado”.

En dicha entrevista, se le pregunta sobre Mina Muga, os extractamos la contestación del vicepresidente y consejero económico del Gobierno de Navarra:

“Es un proyecto especial por su dimensión. He tenido ocasión de decirles a los promotores que queremos que las cosas se hagan de forma impecable. Nos parece un proyecto positivo, que apunta a generación de empleo estable y de riqueza en la zona. A partir de ahí, el proyecto debe ser estudiado con pulcritud desde una perspectiva medioambiental y de participación social. Vamos a velar por que toda la tramitación se haga de forma impecable, con rigor y sin prisas. Que las cosas avancen sólo si se hacen bien. Geoalcali tiene la oportunidad de demostrar que puede hacer en Navarra una mina del siglo XXI, un proyecto que sirva para enseñar.”

De dicha declaración, y valorando que la Mina según la empresa ya se habría abierto el pasado mes de mayo, parece que Geoalcali no debe estar haciendo bien las cosas cuando vencidos los plazos para haber emitido una Declaración de Impacto, se les siga exigiendo evaluar aspectos medioambientales, de participación ciudadana o que realice, casi a modo de amenaza velada, que las cosas sólo avanzarán si se hacen bien” ¿acaso no lo estaban haciendo bien?. Desde la plataforma llevamos casi un año denunciando el bajo rigor de los estudios técnicos y nos alegramos que no sólo nosotros, sino que también la administración, deje de lado las promesas vacías y comience a evaluar de forma rigurosa y con pulcritud todos los informes técnicos de la empresa.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nueva tramitación eléctrica de Mina Muga fuera de la evaluación ambiental.

Fuente: Artículo de la Plataforma unitaria en contra de las Minas de Potasa en relación con la publicación en el BOA (Boletín Oficial de Aragón) del pasado 4 de agosto.

Como ya hicieran con la galería de investigación, con la línea eléctrica que unía la galería de investigación, perdón, la nueva bocamina con la mina o el trazado con Sangüesa, Geoalcali tramita partes consustanciales del proyecto, sin someterlo a la información pública ambiental que la normativa requiere. El pasado día 4 de agosto se publicaba en BOA el anuncio de la solicitud administrativa de la construcción de la subestación eléctrica para la Mina Muga.

Dicha subestación se encontrará en la galería de investigación, perdón, en la nueva bocamina de la mina, que cuando se informó públicamente el pasado mes de agosto, se llamaba Santa Eufemia y estaba en Santa Eufemia. Sin embargo, cambiada ahora la bocamina de sitio y las consiguientes modificaciones de líneas eléctricas y el propio proyecto, que nadie se llame a error, que aquello que puede llamarse igual ha cambiado de sitio y de características.

La Plataforma evaluará la documentación y pondrá a la disposición de interesados la documentación para poder presentar alegaciones, pero en este momento, seguimos sin entender, como los propios funcionarios de la administración nos han indicado, porqué se están tramitando de forma aislada partes sustantivas del proyecto, diferentes a como se informaron públicamente y que además están supeditados al permiso que tendrán que otorgar Medio Ambiente y Minas.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón se reúne con su homóloga navarra para tratar temas como el recrecimiento de Yesa o la mina muga

Joaquín Palacín y Eva García han mantenido una reunión donde se han analizado las consecuencias del recrecimiento de Yesa, acerca de las incertidumbres de la mina muga, sobre el Camino de Santiago y sobre la necesidad de impulsar una política del paisaje.

Fuente: Gobierno de Aragón

El director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón, Joaquín Palacín, ha mantenido una reunión con su homóloga navarra, Eva García, en la que han tratado temas que afectan a las dos comunidades, como son el recrecimiento de Yesa, las incertidumbres sobre la mima muga, el camino de Santiago o la necesidad de impulsar una política del paisaje, como objeto para preservar y potenciar la diversidad y riqueza de nuestros paisajes en un periodo de acelerado cambio económico y social.

Ambos directores generales han coincidido en su posición contraria al recrecimiento de Yesa y han hablado de sus problemas presupuestarios y de la seguridad de la presa. Eva García ha informado de la creación de un grupo interdepartametal sobre la seguridad de Yesa.

reunion director de ordenación con homologa navarra

El Director General de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón en la reunión con su homóloga navarra

Con respecto a la mina de Potasa, más conocida como mina muga, que la empresa Geolcali SL pretende instalar en la Bal d´Onsella, ambos directores generales coincidieron en la falta de información por parte de la empresa, lo que genera múltiples dudas. En ese sentido Palacín ha explicado que desde el Gobierno de Aragón se considera que la empresa, desde el punto de vista medioambiental, debe aportar análisis de la compatibilidad con los planes de recuperación del quebrantahuesos y del cangrejo común. Asimismo ha indicado que deben justificar convenientemente los medios para depurar las aguas sobrantes y medidas para el caso en que se produzcan problemas por fenómenos climatológicos adversos. “Nos preocupa este proyecto, porque no tenemos información y porque no se han justificado ni la inexistencia de riesgos sísmicos ni las afecciones sobre el Camino de Santiago”, ha señalado.

Con respecto al Camino de Santiago la apuesta es clara y el director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón ha expuesto el trabajo para la directriz del camino. Por último ambos han en la necesidad de aplicar una política de paisaje para preservar y potenciar la diversidad y riqueza de nuestros paisajes en un periodo de acelerado cambio económico y social.

Palacín recuerda que “el paisaje refleja la forma en que las actividades humanas se adaptan al territorio y es muy importante gestionar todos los procesos de forma sostenible, creando espacios que garanticen la calidad de vida de los ciudadanos”.

Para leer la nota de prensa en la página web del Gobierno de Aragón, pincha aquí

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Gobierno de Navarra demuestra la falsedad del proyecto publicitario de Geoalcali

Fuente: Plataforma unitaria en contra de las Minas de Potasa

Hace unas semanas en un artículo publicado en Arainfo, la Plataforma en Contra de las Minas de Potasas de la Bal d´Onsella y la Sierra del Perdón, denunciaba que el plan de participación realizado por Dédalos y Geoalcali, describía un proyecto fantasma sin ningún tipo de aval en la documentación sometida a información pública. Esta misma falsedad se cacareaba en la publicidad a toda página pagada a Diario de Noticias, en la que aparecían cosas como que su mina representaría 47 años de explotación u 800 puestos de trabajo. Estas mismas promesas vacías son la que aparecen en su página web (“Está previsto que Muga proporcione la creación de más de 800 puestos de trabajo directos y cerca de 3.500 indirectos. La vida útil estimada de la mina es de 47 años.” o en la memoria elaborada por Dédalos con motivo de su plan de participación (“La vida estimada de la mina superará los 47 años. Se estima una creación de más de 800 empleos nuevos y alrededor de 3.500 empleos indirectos e inducidos”).

La pasada semana, a solicitud de esta Plataforma, en representación de numerosos afectados, particulares, asociaciones, representantes y grupos políticos que requerían un plan de participación objetivo, imparcial y real de lo que esta mina puede representar, incluyendo tanto los aspectos favorables como los riesgos asociados, el Gobierno de Navarra publicaba un documento en su página web con un resumen del proyecto que se está tramitando en este momento en la Administración en Madrid. Este documento incluía un resumen de lo que realmente dice el proyecto a diferencia de lo que Geoalcali públicamente dice que representa.

Este documento no hace sino confirmar la incoherencia de lo vendido públicamente y que genera unas expectativas falsas e irreales a la ciudadanía, incluyendo aspectos tan evidentes como la denuncia pública realizada por la Plataforma de que una mina de 47 años era inviable por nuestra legislación. El documento público del Gobierno de Navarra no sólo no eleva la mina a los 47 años publicitados por Geoalcali, sino que no alcanza ni los 30 que la legislación permitiría y se mantiene con las mismas características que en el pasado mes de julio de 2015 se informaba públicamente. El documento indica en su página 4 “La vida estimada para el proyecto sería de 20 años”. Es decir, no ha cambiado ni el periodo de actividad minera como tampoco la exagerada cantidad de puestos de trabajo que publicitan ahora, que seguirán siendo, como rezaba el proyecto, trabajo para subcontratas y trabajo precario y definido como de calidad por el mero hecho de la publicidad.

Este es el primer paso realizado por nuestra Administración en comenzar a corregir a la empresa en sus promesas vacías y sin fundamento documental alguno, y que se inicia con su compromiso de informar verazmente a la ciudadanía y desinflar la burbuja irreal e interesada que la empresa ha propagado en los últimos meses. Esperemos que este paso inicie el desmontado del resto de la publicidad engañosa e irreal sobre los riesgos manifiestos que definen dicha mina y que la empresa se niega a evaluar o considerar y que pasan por la salinización de nuestros ríos, el tráfico de centenares de miles de camiones, la generación de colapsos y dolinas afectando a los sectores explotados, entre ellos el mismo Castillo de Javier, y la generación de sismicidad inducida y afección a la cerrada del pantano de Yesa.

Estos riesgos, manifiestos y compartidos por otras minas similares (Enlace 1 y 2), han pasado desapercibidos sin evaluación y aportando argumentos vacíos y la compra sistemática de voluntades a todos aquellos “accesibles” y que se han dejado “engatusar” por los dólares australianos de Bienvenido Mr. Sídney. Esperamos, que este primer paso valiente, marque un antes y un después. Esperamos que nuestra Administración tanto autonómica como local, que ha permanecido pasiva ante la labor de desinformación de Geoalcali, comience a demostrar algo tan evidente como es la transparencia y la información veraz.

En esta labor de desinformación no sólo algunas administraciones, sino también empresas, asociaciones y fundaciones han servido a los intereses publicitarios de la empresa sin fundamento alguno. En esta misma situación se encuentran defensores de la información y comunicación como es Diario de Navarra o Diario de Noticias, que el pasado mes de junio publicaba a toda página no sólo información engañosa, sino directa y evidentemente falsa (ver figura bajo estas líneas). Quizás este paso valiente de nuestra administración inste a otros a seguir los pasos de denunciar aquello a lo que se no ha querido mirar en el último año.

Páginas extraídas sin título

Página 25 del especial publicado por Diario de Noticias sobre Nueva Economía publicado el pasado día 27 de junio de 2016. Enlace Descarga.

Recordemos ahora el interés objetivo en informar de hace unos años, cuando Diario de Noticias, en su publicación del día 24 de noviembre de 2013, calificaba la actividad de Geoalcali como “Potasa navarra, un gran negocio especulativo en Australia” ¿Qué ha cambiado ahora para que hayan desaparecido de la prensa las opiniones contrarias a dicho proyecto[1]?

[1] Lamentablemente el enlace indicado ha desaparecido misteriosamente de la hemeroteca digital de Diario de Noticias, creemos que no se ha retirado todavía de todas las hemerotecas en papel. Pero por si hay interés, se publicaba un resumen de dicha noticia en otra página web haciéndose eco de dicho artículo en Enlace.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desbandada de la cúpula de Geoalcali, Pedro Rodríguez y Anthony Hall abandonan el barco

Fuente: Plataforma unitaria en contra de las Minas de Potasa

Como si de un oráculo se tratara, hace unos días evaluábamos la evolución del grupo GEOTREX en sintonía con la trayectoria de Geoalcali SL. Entonces hablábamos de la trayectoria de especulación, entrada, beneficios en bolsa, y salida previa a la explotación, dejando la herencia para el incauto inversor. No quisimos discutir que el Director Principal de la empresa, Anthony Hall, abandonará la empresa el próximo 31 de agosto, pero el 1 de agosto, Pedro Rodríguez, cabeza visible y responsable del proyecto Mina Muga y Geoalcali SL, una vez vendidas todas sus acciones, recibe los agradecimientos por su labor pero también desaparece del comité ejecutivo, o dicho de otra manera, una vez recogidos los beneficios abandona la gestión de la empresa. Ambos casos, cabezas públicas del proyecto y máximos responsables de Mina Muga, desaparecen del frente sin haber finalizado lo que fueran sus objetivos, conseguir los permisos y abrir la mina. Como si del mejor ejemplo del hundimiento del Costa Concordia, el capitán, bueno, los capitanes, abandonan el barco antes de que el agua comience a entrar en las instalaciones de las oficinas afincadas en la calle Carlos III de la capital navarra.

El pasado mes de octubre, el Diario El País publicaba un monográfico en 4 entradas sobre lo que Juan Antonio Aunión llamaba las empresas junior mineras españolas (junior mining companies), en dicho artículo se hablaba de GEOTREX y de la mina de Barruecopardo, dentro del epígrafe “Los piratas Argelinos”. Esta trayectoria se comparaba con Geoalcali, hija también del grupo Geotrex, en un artículo publicado por Arainfo. Aunión valoraba que la trayectoria común de dichas empresas es la generación de una expectativa, una mina potencial con indicios previos de explotación o investigación, un periodo de especulación bursátil con subidas virtuales del valor accionarial, para terminar con una bajada cuando los especuladores bursátiles abandonan el proyecto. El caso de una DIA favorable, o dos, como en el caso de Barruecopardo no hizo que las acciones recuperarán su valor especulativo previo (la acción llegó a alcanzar las 12 £, estando ahora a poco más de 1). Con esto sólo se puede obtener una conclusión, parece que las cosas valen más cuando todavía no existen…

figura_01

Trayectoria de las empresas mineras junior. Fuente: Diario El País

En el gráfico referido del Diario El País, se detalla un segundo despunte o incremento del valor accionarial con posterioridad a la obtención de los permisos, pero sólo si existe inversión pública en la explotación de la mina, lo que dicho autor denomina “inversión institucional”. Si comparamos el modelo teórico planteado para las empresas mineras junior con las dos minas vinculadas con Geotrex, las dos tienen una diferencia sustancial con el modelo teórico, no haber superado el valor en bolsa del periodo especulativo, porque en ninguna de las dos entró el capital público para realizar la explotación.

figura_02

Análisis comparado de la trayectoria de las empresas mineras junior con los valores accionariales de High Field Resources (Geoalcali) y Oremonde Mining (Barruecopardo)

Estas similitudes alarman si cabe aún más en este momento, cuando en el artículo publicado en Arainfo se preguntaba si estaríamos ante una tramitación igual que otras minas previas con más trasfondo de especulación que de minería. Sin embargo, en cada movimiento o paso delante, los indicios se convierten en evidencias y todo confirma una trayectoria común de especulación, recogida de beneficios y abandono del barco durante el inicio de la zozobra. Nos preguntaremos ahora de nuevo, ¿terminarán nuestras administraciones entrando a mantener con dinero público la apuesta empresarial fallida de un grupo de especuladores y convirtiendo lo que otrora fuera el futuro dorado de la minería española en otro agujero sin fondo de recursos públicos para el beneficio de unos pocos?

Es curioso, como ocurre en el contexto de Yesa y su pantano a escasos centenares de metros de esta mina, en que las propias empresas que se encargaron de minimizar los riesgos y simplificar la construcción del recrecimiento, son los mismos que ahora se enriquecen con los modificados del proyecto y tratando de paliar los problemas aparecidos, que aún siendo obvios, fueron minimizados en el proyecto. Cuando en estos casos el responsable del diseño es aquel que termina enriqueciéndose del cuanto peor y más caro, mejor, nos lleva a estar de nuevo ante otro fracaso anunciado, algunos de los especuladores ya han abandonado el barco, los que acaban de entrar quizás intenten de forma suicida rentabilizar sus inversiones en un proyecto irreal o distante de su realidad geológica y generando problemas ambientales ampliamente conocidos en este tipo de minas, sin embargo, otros quizás buscarán en la potencial Mina Muga subvencionada por el erario público la recogida de dividendos de un proyecto especulativo con recursos sobredimensionados, explotaciones hipersimplificadas y evaluaciones económicas dispares que podríamos terminar, como en muchos otros casos, sufragado con nuestros impuestos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario