El extraño comportamiento de Highfield Resources en bolsa

Fuente: Diario “AraInfo”

La empresa que pretende explotar las potasas en el entorno de Yesa se ha comportado de una forma inestable en bolsa, fruto de ventas de grandes paquetes de acciones por parte de sus directivos y de fuertes subidas y bajadas a costa de especulaciones periodísticas

ReunionPotasab-e1463676845785-1024x631

En el centro de la mesa, Pedro Rodríguez, Director de Desarrollo de la empresa Geoalcali

La empresa Geoalcali pretende explotar una mina, Mina Muga, en el entorno del embalse de Yesa, afectando a diversos municipios a un lado y otro de la frontera que separa Navarra de Aragón.

Esta empresa cotiza en bolsa a través de su matriz australiana Highfield Resources desde febrero de 2012. Desde entonces sus oscilaciones en los precios han sido cuantiosas, lo que podría darnos a entender que se trata de unos proyectos meramente especulativos, que permiten hacer ganar dinero rápido a sus promotores y directivos, con el fin de desprenderse de ellos posteriormente.

La intención de este artículo no es otra que intentar desentrañar, de forma cronológica, algunas de estas suposiciones y tratar de entender el porqué de estos extraños comportamientos bursátiles, que han llevado a la bolsa australiana a suspender en varias ocasiones la cotización de las acciones de Highfield Resources.

Potasa, el oro bursátil

Desde que hace muy pocos años se conociera el interés por la explotación de las potasas existentes en el subsuelo de la Bal d’Onsella y la Sierra del Perdón, quizá se haya hablado mucho sobre las minas de potasa, sus posibles afecciones, la empresa Geoalcali, su matriz australiana Highfield Resources, la peligrosidad de su extracción al borde de Yesa, los perjuicios ya conocidos por los y las vecinas de la Sierra del Perdón… Pero no se hablado prácticamente nada de la historia bursátil del proyecto, sin duda una de las piezas claves del mismo.

Bolsa

Para evitar confusiones o etiquetas equivocadas, antes de exponer una serie de datos, conviene aclarar que la bolsa es considerada, dentro del sistema capitalista, como uno de los instrumentos económicos más importantes tanto para las empresas como para los inversores. Las primeras pueden obtener financiación a través del apoyo de los inversores, y los segundos pueden participar en los proyectos y en los beneficios de grandes empresas, en los que por sí solos no podrían, mediante la compra de acciones. Queda clara la perfecta simbiosis que supone la bolsa para ambas partes, considerándolo como un instrumento totalmente necesario para el mantenimiento del sistema económico actual.

Geoalcali, la empresa que pretende explotar las minas

Geoalcali S.L. es una empresa fundada en Salamanca en 2011, con el escueto capital social de 3.000€, que solicita varios permisos de investigación de potasa en los territorios de Aragón y Navarra. Posteriormente, ya con esos permisos solicitados, cambia su sede social a Pamplona, para en 2015 ampliar su capital social hasta el millón y medio de euros.

En un primer momento Geoalcali perteneció a Geoxtrex Gestión Minera S.L., sin embargo, el 10 de agosto de 2012, Geoalcali pasa a manos de KCL Resources Limited, una sociedad australiana que, posteriormente, sería adquirida por Highfield Resources, el 12 de octubre de 2012, por un total de 150.000.000 acciones para los directivos de KCL, que en gran medida son los mismos que dirigen Highfield.

Estos 150 millones de acciones se dividen de la siguiente forma:

La matriz, Highfield Resources

Highfield Resources es una empresa cotizada en bolsa, lo que nos permite acudir a la bolsa de Australia para conocer algunos de los principales datos sobre ella.

Highfield es una empresa Australiana que se constituye en octubre de 2011, según informa la empresa en la bolsa australiana. En un primer momento se trataba de una empresa que no cotizaba en bolsa, pero el 7 de febrero de 2012 sale a bolsa a un precio de 0,30$ por acción. (de aquí en adelante salvo que se exprese lo contrario al hablar de cifras se hablará en dólares australianos “AUD” moneda oficial en la que cotiza la empresa).

La actividad principal, como así reconoce la empresa, es la dedicación en exclusiva a los proyectos de extracción de potasa. Conviene destacar que la empresa no cuenta con experiencia previa y aunque en un primer momento trató de poner en marcha proyectos de explotación de potasa en Australia, tras un tiempo decidió abandonar esos proyectos y centrarse exclusivamente en los proyectos que actualmente estudia en Aragón y Navarra, a través de Geoalcali.

Al ser una empresa que actualmente no genera beneficios  ni obtiene ingresos por su actividad principal (explotaciones de potasa) su evolución bursátil depende de las noticias, estimaciones y predicciones sobre sus proyectos de potasa en proceso de estudio en Aragón y Navarra.

Enero y febrero de 2015, meses de anuncios

Desde su salida a bolsa en 2012, hasta enero de 2015, el precio de la acción se había movido sin grandes volatilidades entre el rango de los 0,30 hasta los 0,70 AUD por acción, sin entrar en cifras exactas.

Desde enero de 2015 se empiezan a anunciar una serie de datos que empiezan a “calentar” la cotización hasta llegar a los 0,90 a finales de febrero. Los principales anuncios por parte de la dirección de la empresa, siempre refrendados por noticias en la prensa, son los siguientes:

Cotización suspendida

Marzo 2015 comenzó con una serie de artículos de opinión en los medios de comunicación de Australia donde se apostaba por fuertes avances en los proyectos de potasa del Estado español, incluso se comentaba la posibilidad de que las obras del proyecto aragonés Mina Muga comenzasen en el último trimestre de 2015. Tal fue la repercusión mediática que la acción comenzó una escalada que la llevó a alcanzar el precio de 1,16 AUD por acción el 25 de marzo de 2015.

26 de marzo de 2015

Ese día pasará al recuerdo para muchos inversores australianos y para la propia empresa, la cotización de la acción fue suspendida por el organismo regulador de la bolsa Australiana, el motivo era el inusual volumen y una subida de más del 20% en un solo día, en el mismo día desde los 1,16 hasta los 1,40 AUD, sin ningún motivo aparente.

Las autoridades de la bolsa australiana preguntaron a la empresa si había algún dato que los inversores debieran conocer y si este era el motivo de ese volumen inusual. La empresa respondió que no.

30 de marzo de 2015

Tres días después de la suspensión, la empresa anunció el DEFINITIVE FEABILITY STUDY “DFS” en el cual se anunciaban una serie de datos tales como la producción estimada de potasa, la vida de la mina de 24 años, así como las estimaciones para empezar la construcción de la misma para en el último trimestre de 2015.

9 de abril de 2015

Tal fue el revuelo ante la subida de la cotización los días previos a hacer público el “DFS” que, el 9 de abril, la empresa tuvo que publicar una carta a las autoridades supervisoras de la bolsa para aclarar una serie de datos.

Tras este ir y venir de noticias la cotización comenzó una escalada en el precio que le llevó hasta los 2,08 AUD por acción, máximo histórico de cotización, alcanzados el 5 de mayo de 2015. La capitalización bursátil de la empresa había sufrido un aumento considerable.

Ampliación de capital

El 07 de mayo de 2015 tras la constante subida del valor de las acciones se anuncia una ampliación de capital por importe de 101 millones de acciones al precio de 1,80 AUD acción, lo cual supuso un aumento de capitalización 120 millones más para la empresa, sin duda una jugada redonda que le permitía obtener oxígeno financiero. Cabe destacar que tras esta ampliación de capital el fondo de capital riesgo “ERM” pasó a controlar el 33,5% de la empresa.

Venta de acciones

Resulta llamativa la venta de acciones que se produce el 15 de mayo de 2015, justo una semana después de que la cotización alcanzase su máximo histórico en los 2,079 AUD, y tan solo cuatro días después de la ampliación de capital. En esa fecha, su Director de Desarrollo, y uno de los administradores de Geoalcali, Pedro Rodríguez, vende un total de 3.500.000 acciones durante la sesión bursátil de ese día.

Al ser una operación a mercado abierto y observando el rango en el que se movió la cotización ese día (1,69-1,75 AUD/acción) permite calcular de forma muy aproximada el valor total de la operación, tan solo hay que multiplicar las acciones por un precio que esté entre los 1,69 y 1,75 y luego aplicarle el tipo de cambio que ese día era de 0,71178 AUD/ 1€. El resultado en euros es cercano a los 5.000.000 €.

Severa corrección bursátil

Tras este anuncio de la venta de acciones de uno de sus directivos más importantes, y uno de las cabezas más visibles del proyecto en el Estado español, la acción sufre un descenso continuado y doloroso que le lleva hasta los 1,07 el 18 de agosto de 2015.

El 27 de agosto de 2015 la empresa anuncia que está trabajando con una serie de bancos para tratar de obtener un préstamo sindicado por importe de 222 millones de euros, lo que supondría para la empresa un apalancamiento (endeudamiento del 65%). Se comenta que este acuerdo podría estar cerrado en diciembre de 2015, pero a día de hoy, en mayo de 2016, la empresa sigue pendiente de confirmar esta vía de financiación.

Otoño e invierno 2015-2016

Durante este periodo de tiempo la empresa ha ido anunciando diferentes novedades respecto al proyecto: aumento de la vida de la mina hasta los 47 años; aumento de puestos de trabajo, llegando a los 800 fijos y 3.500 indirectos; acuerdo con Acciona; informes sobre bajo coste de producir la potasa;… una serie de datos que hicieron remontar el precio de la acción desde los 1,07 AUD de agosto, hasta los 2,01 AUD alcanzados en enero, y los 1,70-1,90 más o menos estables en los que estuvo entre febrero y marzo de 2016.

Nueva venta

El 16 de marzo de 2016, unos días antes de reconocer el retraso en la obtención de la Declaración de Impacto Ambiental, se produjo una nueva venta por parte del Director de Desarrollo del Proyecto, Pedro Rodríguez. En esta ocasión la venta fue de 7.521.504 acciones a través de un contrato privado con una entidad financiera. Se desconoce el precio o las cifras del acuerdo por ser un acuerdo privado entre dos partes, pero al ser un directivo de la empresa debe informar a las autoridades de cualquier cambio que se produzca en referencia a sus acciones en la sociedad.

Ese día el precio de la acción estuvo entre el rango de 1,625-1,70 AUD, lo que permite tener un poco de perspectiva del montante de la operación.

Tras esta venta Pedro Rodríguez ya no dispone de acciones cotizadas de Highfield, y tan solo dispone de 5.510.752 acciones clase B, todavía pendientes de convertir en acciones cotizadas, a la espera de alcanzar los objetivos fijados, que supondrían la puesta en activo de la mina. Además, también posee 1.500.000 opciones sobre acciones a 0,40 AUD/ACCIÓN antes del 31 de mayo de 2017.

Nueva suspensión en la cotización

El 21 de marzo de 2016 la cotización de Highfield Resources volvió a ser suspendida por las autoridades de la bolsa australiana, en esta ocasión se produjo una fuerte bajada desde los 1,41 a los 1,21 AUD por acción.

Las autoridades preguntaron en esta ocasión a la empresa si existía algún tipo de información o problema que estaba ocultando a los inversores. La empresa respondió que no y alegó que la bajada podía deberse a un artículo publicado en el Diario de Noticias de Navarra en el que se comentaba la solicitud de una consulta ciudadana sobre el proyecto en Sangüesa. Parece que esta noticia no gustó a los inversores, que llevaban desde el comienzo de 2015, escuchando por voz de Highfield que la construcción de la mina comenzaría en diciembre de 2015.

Desde marzo de 2016, y especialmente tras la venta de Pedro Rodríguez y la noticia publicada en el Diario de Noticias, la cotización ha sufrido fuertes bajadas que le han llevado hasta los niveles de cotización actuales que rondan el 1,10 AUD por acción.

Desde el punto de vista de un inversor que quisiera apostar por esta empresa y por estos proyectos, resultarían ciertamente chocantes las dos ventas realizadas por su Director de Desarrollo y cabeza visible de Geoalcali y de los proyectos en Aragón y Navarra, que suponen desprenderse de la totalidad de sus acciones cotizadas. Más aún si cabe, sorprende que estas ventas se produzcan días antes de que se obtengan los permisos necesarios para comenzar el proyecto de explotación.

¿Acaso en Geoalcali ya no confían en el proyecto? O por el contrario, ¿era su única intención tratar de ganar unos millones de euros sin importarles lo más mínimo la explotación minera como tal?

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s