Geoalcali, experiencia minera o trayectoria de especulación en bolsa

Diario AraInfo, 23 de julio de 2016

ReunionPotasab-e1463676845785-1024x631

En el centro de la mesa, Pedro Rodríguez, Director de Desarrollo de la empresa Geoalcali.

Hace unas semanas, durante el pseudo Plan de Participación pública que la empresa Geoalcali realizaba sobre Mina Muga, algunos nos sorprendimos de que se hablara de un proyecto fantasma, que hacía referencia a una mina que en nada se parecía a la informada públicamente unos meses antes. Esta nueva mina que era administrativamente inviable, ya tan sólo en los plazos propios de la legislación española, hablando de una mina de 47 años, cuando solicitaron 18, y cuando la propia la ley de minas sólo permite 30. Al menos, para un primer vistazo, difícil de creer o vestido de forma diferente para la ciudadanía que para la administración.

Entre otras lindezas, en la memoria elaborada por Dédalos-Geoalcali, se hacía referencia a la larga trayectoria minera de la empresa con referencia a “los muchos años de experiencia en el sector minero”. Este aspecto nos sorprendió enormemente, pero ¿la empresa Geoalcali SL no había nacido 3 años antes con un capital de 3.000 euros?, ¿qué significaría realmente tener una larga trayectoria minera?

Para los más inexpertos en estos temas, pensaríamos que tener una trayectoria minera sería tener muchas minas explotadas, o al menos una… Quizás con la buena intención de aquel que se aproxima con pocos conocimientos al tema, y que valora que no se puede estar mintiendo en un documento en el que se insta a la ciudadanía a participar, podría pensar que quizás pudieran referirse a su matriz australiana, Highfield Resources. Pues…, tampoco, salvo que para tener una larga trayectoria minera sirva ser accionista de una empresa minera.

Ante la estupefacción de estos hallazgos, uno puede volver a repensar y valorar si larga trayectoria minera podría significar que tienen un largo abolengo de profesionales que han trabajado en minería largos periodos de tiempo, y que por tanto la suma de las partes hace un todo completo. Antes de entrar en este tema, ya que la mina se pretende explotar entre Navarra y Aragón, quizás podamos utilizar el símil de lo que ambos territorios hemos sufrido cuando nuestro Osasuna o Real Zaragoza, que ha contado con fichajes estrella, que sin equipo, han terminando dando el traste en segunda división.

Con esto de la publicitación empresarial de Geoalcali y las redes sociales, es fácil encontrar la experiencia y trayectoria profesional de cada uno de los miembros públicos de la empresa, más aún cuando la conformación de Geoalcali vino de personas que publicitaban su curriculum hace tres años. No se quiere entrar en desmerecer en ningún momento a los profesionales que conforman el equipo técnico de la empresa, sólo evaluar en qué medida se fundamenta el poder avalar la larga trayectoria minera de una empresa nacida hace 3 años.

En la web puede consultarse lo que ellos plantean como trayectoria, cuando en la mayoría de los casos se puede comprobar también en las redes. No entraremos en evaluar en detalle cada uno de ellos, salvo que quizás como capitán el Director técnico del proyecto debería aglutinar las mayores experiencias para dirigir este proyecto. Excluiremos a los más jóvenes que llegan al proyecto ilusionados, con escasa trayectoria profesional previa pero llenos de esperanza y de conocimientos teóricos estudiados en las escuelas y facultades de origen.

El Director de Proyecto, cuenta con la experiencia de haber sido Jefe de contratación de una empresa de geotermia, o jefe de grupo de obras en geotermia, biogás, gestión de personal, etc., Si es cierto que en relación a minería cuenta con experiencia en voladuras aunque si Geoalcali explota la mina como se indica en su página web, será una mina que no hará uso de explosivos. Cuenta también con haber sido Director facultativo de la explotación de varias graveras pero en su perfil no aparece ninguna mina subterránea. Quizás éste no era el mejor ejemplo para evaluar trayectorias, pero realmente es uno de los que atesora haber trabajado en una explotación minera, aunque no de interior. Últimamente, han aparecido nuevos rostros con largas trayectorias en aspectos relacionados con la minería, pero un par de puntas o delanteros no hacen un equipo de fútbol de primera división, ¿qué harían Messi o Ronaldo jugando con la camiseta blanquilla o con la rojilla?

Quizás el error en nuestro análisis reside en que miramos a la plantilla, a los directores gerentes y a los entrenadores, cuando deberíamos mirar al Equipo directivo, quizás en ellos está la trayectoria minera. Entre los 3 incluidos, están un abogado, un ingeniero con larga trayectoria en construcción, y un geólogo, aunque ningún ingeniero de minas. Quizás el único que sí aparece con trayectoria potencial, es aquel del que se publicaba un artículo hace unos meses sobre la extraña venta de sus acciones de la empresa Highfield Resources.

Por tanto, en este apartado tampoco hemos encontrado la longeva trayectoria minera que la empresa plantea en su publicidad mediática y pública. Quizás sea porque los que se encuentran a la vista, no son los que realmente están detrás del proyecto, y uno entonces debe acercarse al registro mercantil para evaluar quién o quiénes están detrás del proyecto planteado.

En el registro mercantil, los consejeros y titulares recientes son los mencionados previamente, pero el estudio de la trayectoria previa sí permite entrever hilos de un tejido empresarial con relación con la minería por varios años. Quizás ahora sí hemos encontrado a qué se refería la empresa por larga trayectoria minera. En este caso, por no colapsar con datos, entraremos en lo que llamaremos el grupo de los tres, o como ellos se han llamado en el registro mercantil, GEOTREX SL.  y que incluye otros nombres como Prehenita SL, Jarosita SL, Copper Santiago Mining SL, Barrosa Gold SL,  Jawaf Entreprises SL, Saloro SL u Orillum SL.

La trayectoria de todas estas empresas, hoy en día la mayoría extinguidas, tienen vinculaciones con la minería y todas ellas tienen una trayectoria similar. Las empresas nacen en la misma dirección de una céntrica calle de Salamanca, logran hacerse con derechos mineros que fueron originalmente reservas del estado o donde una empresa minera, tras evaluar el recurso, decide renunciar a la explotación. Es curioso, quizás tenga que ver con la experiencia acumulada,  que cuando el Estado o una empresa minera, tras haber realizado su investigación sobre la viabilidad de una explotación decide renunciar a sus derechos, aparece de repente el “grupo de los tres” que se hace cargo de dichos derechos y encuentra, de forma sorprendente y contraria a lo esperado y evaluado por el Estado u otras compañías, reservas mayores, mejores, más fáciles de explotar y proyecta explotaciones y minas que serán las más rentables de todas las conocidas. Por cierto, la trayectoria es compartida, porque las empresas tras hacerse con los derechos, entran en el juego de la cotización en bolsa de los potenciales mineros de una mina que está en tramitación pero que será, como el resto de las evaluadas, en el momento de su juego bursátil la más rentable del mundo y parte del extranjero…

La lectura del registro es ardua, largos y complejos entramados, con empresas que se cruzan pero tienen similares administradores, o donde los mismos nombres se repiten entre unos y otros hilos, con origen siempre en la misma dirección de Salamanca, y con itinerarios a un lado y otro del Canal de la Mancha, al otro lado del Rhin, o incluso en las antípodas australianas de nuestro país. Quizás la mejor forma de contrastar, no el recorrido sino la meta de los proyectos, sea buscar las minas asociadas en origen o en destino a dichos entramados empresariales con hermandades bursátiles (filiales para ser etimológicamente más correctos).

De entre ellos llama la atención que las minas destino no son las más rentables y valoradas de nuestro país,  sino que en la mayoría de los casos mueren en la tramitación, con permiso o sin él, antes o después. Por ser francos, de todas ellas sólo sobrevive una mina, la de Barruecopardo en Salamanca, que no sólo tuvo una Declaración de Impacto Ambiental, sino dos porque hubo que cambiar el proyecto de explotación tras su venta al propietario de Panrico,  y que en este momento sigue en tramitación administrativa, aunque el alcalde de Barruecopardo aplaudía los puestos de trabajo e inversiones que se generarían cuando se abriera la mina el muy pasado mes de enero de 2011.

La trayectoria bursátil de alguna de estas minas puede consultarse en la bolsa británica, Ormonde Mining, que sigue una trayectoria como si de una montaña rusa se tratara siguiendo el recorrido de entradas y salidas de las nuevas minas españolas y que vuelven a caer cuando dichas minas no se abren pero que recogen beneficios al vender sus participaciones.

En otros casos la trayectoria minera termina sucumbiendo cuando, como fue el caso de la auditoría externa realizada por Lundin Mining, llego a la conclusión de que la mina de Explotaciones Gallegas de Cobre SL, con GEOTREX en la sombra, era un proyecto que no satisfacía las expectativas ni la rentabilidad esperada y decidieron finalmente no comprarla.

¿Estaremos en el caso de Mina Muga entre Aragón y Navarra en una situación similar?

Esta respuesta no podemos demostrarla con la información que tenemos, sí que podemos apuntar maneras y paralelismos con las anteriores. Los terrenos de Mina Muga se asientan sobre la antigua reserva nacional de Javier-Los Pintanos, que fue valorada como no rentable para su explotación en 1993 (BOE 278; página 32647), la empresa minera SAMCA de larga trayectoria minera en Aragón y Cataluña, solicitó permiso sobre dichos terrenos pero se retiró tras iniciada la tramitación. En ese momento, Geoalcali SL apareció y encontró la reserva que nadie antes había encontrado y que incluye permisos de investigación desde Pamplona hasta la Jacetania.

Curiosamente, y aquí es de interés hacer historia, cuando las minas del Perdón, de titularidad pública, tuvieron que cerrar, no fue porque no se intentara que éstas continuaran para mantener los 1.574 puestos de trabajo que tenía en 1984 aunque no tuviera beneficios diferentes a pagar los salarios. Los estudios realizados por el entonces Servicio Geológico de Navarra identificó que la potasa no existía en toda la zona de Izaga (permisos Giraldi y Osquia de Geoalcali), era imposible su explotación por ser la serie vertical (permisos Borneau o Vipasca actualmente de Geoalcali) o la continuidad del yacimiento era demasiado compleja para su explotación (Goyo, Goyo Sur, Muga o Fronterizo, también de titularidad ahora de Geoalcali).

Es decir, que de las 5 minas que prometen en la bolsa australiana, la mayoría han sido evaluadas con dinero público y definidas como no viables. Aquellos que buscaron hasta el último aliento un recurso para poder mantener  el empleo creado por la minería en Navarra, renunciaban a lo que ahora parece uno de los yacimientos más importantes del mundo y que tiene, según Geoalcali, una de las explotaciones más sencillas a través de la aplicación de las mejores técnicas y metodologías de explotación minera de la época romana de la antigua Iberia (galerías y pilares).

Otro de los paralelismos es la unión temprana con la empresa High Field Resources, de nuevo con empresa intermediaria con repetición de nombres directivos a través de KCL SL, y que cotiza en la bolsa australiana de Sídney. Allí el proyecto, otro paralelismo más, es presentado como una de las mejores inversiones de futuro, porque aunque no lo crean, la Mina Muga será la mina más rentable del mundo y con los precios más competitivos de todas las explotaciones mundiales.

Para unos quizás pueda parecer el vellocino de oro, pero para otros parece más un tela sucia y vieja y que tiene los mismos bisos que otras minas anteriores, que con nombres rimbombantes, terminaron desapareciendo tras la aparición de los liquidadores y los administradores concursales, y cuyos nombres de nuevo sonaban y se asemejaban al grupo de los tres, perdón, GEOTREX Sociedad Limitada. Ahora, mirando la documentación informada públicamente, algunos pensamos que quizás la maximización de las reservas, la simplificación del yacimiento y la reducción de las medidas de seguridad obvias para una mina de este tipo tengan su origen en maximizar la rentabilidad y los beneficios, y negar por sistema los riesgos por si encarecieran la producción. Sin embargo, donde seguro algunos sacaron ya beneficio, fue en las compra-ventas bursátiles de la especulación de los derechos mineros sin mina previa y con grandes promesas, a día de hoy, aún incumplidas.

Para acudir a la noticia web del Diario AraInfo, pincha aquí

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s